viernes, 10 de diciembre de 2010

Del pasado, los olores y las voces.

Estos dias han venido a visitar a mis padres sus mejores amigos. Son para mi como familia muy cercana. Mi madre es extranjera con lo cual no he tenido a su familia cerca y digamos que la de mi padre estaba fisicamente cerca pero lejana en otros sentidos. Asi que los amigos de mis padres han sido lo más parecido a una familia para mi. Son amigos de la Universidad asi que llevan muuuuchos años en nuestras vidas. Me han visto nacer, crecer, casarme, tener un hijo. Siempre me alegra mucho verlos.
Estando en la cocina de casa de mis padres mientras les oia hablar me dí cuenta de lo agradable que me resultaba la voz de esta amiga. Una voz cálida y envolvente. De pronto cerré los ojos y sentí que tenia cinco años otra vez. Me transporté a un momento de mi vida en que todo era seguro, fácil y cómodo. Recordé los olores: el de mi madre a "Agua de Rochas", el de mi padre a algodón y manzanas, el ruido del patio interior de la casa de mis padres... Cosas como estas forman parte de nosotros, nos evocan situaciones, momentos.

Y de pronto me vino a la mente que todo lo que rodea a mi hijo en estos momentos, y los años venideros formaran todo ese cumulo de sensaciones y evocaciones en un futuro.
Y pensé que quiero hacerlo muy bien para que cuando él sea mayor, pueda como yo, en algun momento como el que os describo, recordar su infancia como algo dulce y agradable, que pueda recordar los olores y las caricias, el cariño y el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario