viernes, 11 de mayo de 2012

BabyBoom y la empatía

BABY BOOM

Hace poco he leido por distintos blogs sobre este programa que ha comenzado a emitir La Sexta.
En nuestro afan de ser aun mas raros, en nuestro núcleo familiar hace tiempo decidimos no conectar la tele.
Sí tenemos pantalla y vemos series, documentales o pelis, pero no la tele en si.
Y no es cierto (es broma) que sea por hacernos los raros, ni los originales. Es porque consideramos que la tele se hace cómoda y te hace perder mucho tiempo. Y a nosotros nos gusta elegir lo que vemos y sobre todo lo que ve el pequeño L.
Pero como digo si he sabido de la emisión de este nuevo programa y he visto algun capítulo.
La idea en si del programa no me parece mala ya que además se muestra tal cual como (de mal) está el tema de los partos hospitalarios en este pais.
Y viendo el programa topé precisamente con uno en el que la chica ha tenido un aborto en el quinto mes. Casi como podría haber tenido yo.
Yo estuve a punto de perder al pequeño L en el quinto mes de embarazo. No se aun porque. Nadie me ha explicado que pasó. Pero lo mas "curioso" de toda la historia es que (después de haber esta con sangrado y contracciones durante un dia), me dijeron que estaban a punto de sacarme a mi bebé y que las probabilidades de que un bebé tan pequeño sobreviviera eran muy escasas, cuando se dieron cuenta de que la medicación no hacia efecto porque la via estaba mal puesta. A esta chica si le sacaron al bebé, sin embargo mi embarazo continuó de manera "normal".
He podido ponerme bastante en su lugar porque casi casi estuve ahi. Pero lo que mas me llama la atención es que no le dejaron tocar a su bebé en ningún momento. Yo he leido mucho sobre el "Método Canguro" sobre todo porque como estuve a punto de estar ahi, me ha llamado poderosamente la atención.
Esta chica veia que tenia los ojos abiertos pero le decian que su bebé dormia y no podía cogerlo.
¡¡¡Que desesperación más grande no poder coger a tu hijo!!!, que te impidan tocarlo, acunarlo, hablarle. Me dan ganas de llorar sólo de pensarlo. Y claro, cada uno es como es, y unos hacemos menos caso y otros más pero estoy segura de que yo no habria hecho caso a lo que me dijeran. Habria intentado tocar su piel, mirarle a los ojos, ver su carita de cerca, besarlo, sentir su latido. Es decir tener a mi hijo conmigo el tiempo necesario para transmitirle la necesidad de vivir.
La idea general tras haber visto este parto, el mio, los de  mis amigas... es, por decirlo de una manera suave,  que el trato es poco empático, que no es el que yo daria a una hija, a una amiga.
Echo de menos ver como alguien se acerca a mirar a los ojos a la parturienta, a cogerle de la mano, a hacerle una caricia, a darle un mensaje de apoyo, de "Eh! Yo he estado ahi, yo se lo que se siente, yo se lo que es el miedo, la inseguridad, la falta de experiencia...".
Yo sobre todo saco la conclusión de que a las mujeres nos falta un sentido de unidad, sobre todo en estos temas, de pensar: "Mira se por lo que estas pasando, y de todo se sale, no te preocupes hija, amiga....". Estoy para ayudarte.
Me encantaría haber tenido esa sensación cuándo me tocó a mi y no la de: inexperta, inutil, quejica, preguntona, impertinente, fastidiosa, pesada y sobre todo sobre todo, no haberme sentido tan infinitamente sola. 

El carnaval de blogs sobre Baby Boom ha sido organizado a través de twitter por un grupo de madres cansadas de ver como la violencia obstétrica se ha normalizado en nuestra sociedad hasta el punto de que sea considerada la práctica "normal" y deseable.

Quienes queráis uniros a la iniciativa y expresar vuestra opinión podéis hacerlo tanto a través de entradas en vuestros blogs como a través de twitter o facebook usando el HT propio del programa #Babyboom o el alternativo #babibun





10 comentarios:

  1. Yo no me quejo del trato excepto de una matrona, que me hizo sentir desagradecida y quejica. En cambio como conte en mi blog con el tema del aborto, telita, me sentí fatal.
    http://batallitasdemama.blogspot.com.es/2012/04/superar-un-aborto.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con que haya una matonra asi ya me cuenta para pensar que las cosas han de cambiar. Con lo del tema de tu aborto es para ir y cantarle las cuarenta... En fin...

      Eliminar
  2. Tienes mucha razón, lo que falta sobre todo es empatía. Es curioso, en mi parto hubo 2 gestos, dos mujeres, que con pequeños gestos me ayudaron muchísimo. No eran mi matronas ni ginecólogas, eran personal de quirófano. Es curioso que la empatía viniera de las que no deberían estar allí, ¿verdad?
    Queda mucho por cambiar. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Que pena que en el recuerdo de un momento tan bonito y especial, como es el nacimiento de un hijo, nos quede ese amargor por culpa de personas que deberían hacer fluir el momento y permitir que disfrutemos de él.
    Ojalá si vuelves a ser madre todo sea diferente y des con profesionales empáticos y entregados a su trabajo.
    Me ha gusta mucho tu blog, me quedo por aquí.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. ¿Te dedicas a algo más que a cuidar de tu hijo?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no viene al caso. No es de lo que trata mi blog ni mi post. De cualquier modo, ¿te parece poco?

      Eliminar
  5. Usted perdone, pensaba que como eras tan liberal, podríamos los demás también expresarnos con algo de libertad. Está claro que aquí o se opina como usted o somos el enemigo. Todos son raros menos usted. Me da la risa.

    ResponderEliminar
  6. No creo que haya censurado ninguno de tus comentarios.
    Estoy aun esperando una opinión porque hasta el momento no he leido nada más que una mera provocación. Que tengas un feliz dia.

    ResponderEliminar